Tras las acusaciones de antisemitismo que en junio último envolvieron la edición 15 de Documenta de Kassel, una de las ferias de arte contemporáneo más relevantes del mundo, dando lugar a una polémica que derivó en la renuncia de su directora y en la creación de un cuestionado comité de expertos para detectar posibles casos de antisemitismo en otras piezas de arte, el gobierno alemán informó hoy que está analizando «qué significa la libertad en el arte» y hasta «dónde debe mantenerse al margen el Estado»:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *