En el marco de siete allanamientos realizados, fue aprehendido el dueño del auto marca Audi que aparece en la caravana de vehículos de hinchas y que era buscado por los investigadores.

El auto marca Audi en el que se desplazaban en la caravana los supuestos asesinos
El auto marca Audi en el que se desplazaban en la caravana los supuestos asesinos.

Tres personas, todas presuntamente vinculadas con el club Leandro N. Alem, permanecían esta tarde de martes detenidas a la espera de ser indagadas este miércoles por la Justicia en el marco del expediente que investiga los hechos de violencia ocurridos el domingo último en las inmediaciones del Estadio Municipal de Luján mientras se jugaba el clásico de la Primera C de fútbol, que derivaron en el asesinato de un joven de 18 años, hincha de Luján, y heridos a otros ocho individuos, seis de ellos dados de alta y dos aún internados pero fuera de peligro.

Así lo consignaron a Télam fuentes judiciales y municipales, quienes detallaron que las dos personas que habían sido gravemente heridas de bala y que hoy permanecían internadas en el hospital de Luján, en el oeste del conurbano bonaerense, «ya no corren peligro de muerte».

«Teníamos en principio tres heridos de gravedad, uno falleció y los otros dos ya no corren peligro de muerte», dijeron este martes a Télam fuentes oficiales del Municipio de Luján.

«Uno de los heridos es Agustín Pellegrini, quien fue derivado a un hospital público y se encuentra en terapia intensiva pero en un estado estable, a diferencia de cuando ingresó con un cuadro más crítico», detallaron.

El partido se suspendió a los 14 minutos del primer tiempo en la cancha de Luján cuando los visitantes atacaron a la parcialidad local con balas disparadas por «armas 9 milímetros», agregaron las fuentes.

El otro hincha herido es Maximiliano Roldán, quien recibió un balazo en uno de sus brazos, está en una clínica privada y ya fue intervenido quirúrgicamente.

Además, los otros seis hinchas de Luján que habían resultado con heridas de bala, ya están en sus casas, reveló la misma fuente a Télam.

«Por lo que vimos por las cámaras de seguridad y según hablamos con testigos, esto no fue un enfrentamiento de hinchadas y sí fue una emboscada de la gente de Alem, que llegó con 30 personas a la cancha que no estaban autorizadas y eran barras», continuó el testimonio.

El conflicto comenzó cuando los allegados de Alem desplegaron sus banderas sobre la calle Pellegrini, algo que no está permitido, y en ese momento la gente de Luján reaccionó al «sentirse provocada».

En ese momento, la Policía bonaerense se puso como «un escudo» delante de los hinchas de Alem y comenzó a reprimir «sin mirar que los visitantes sacaron armas de los autos y comenzaron a disparar», señalaron testimonios de las autoridades municipales.

Por otro lado, esta mañana de martes se conoció un nuevo detenido, titular de otro de los vehículos en los que barras de Alem llegaron el domingo último al Estadio Municipal de Luján, y se sumó en las últimas horas al barra que había sido aprehendido el lunes, en el marco de la investigación de esos hechos de violencia.

Se trata de Mauricio Pare, quien quedó detenido por el presunto delito de «encubrimiento agravado», dado que se trata del titular de un Renault Sandero color bordó, que se identificó junto a los demás vehículos registrados en el hecho del pasado domingo, en el marco del clásico de la Primera C de fútbol, entre Leandro N. Alem y Luján.

Por otra parte, un hombre, identificado por la justicia como Hugo Prezzo, se presentó esta tarde junto a su abogado y quedó aprehendido por el crimen del hincha de Luján, informaron fuentes judiciales.

Uno de los detenidos tras los disturbios de Primera C
Uno de los detenidos tras los disturbios de Primera C.

De acuerdo a los voceros, esta persona, el tercer detenido por el crimen, es el dueño de un auto marca Audi que aparece en la caravana de vehículos de hinchas y que era buscado por los investigadores.

Según las fuentes, los pesquisas secuestraron el auto y también el teléfono celular del acusado. De esta manera ya son tres los sospechosos detenidos por el crimen del hincha, identificado como Joaquín Coronel, quien recibió el impacto de una bala en tórax.

El lunes pasado había sido detenido el dueño y conductor de un Chevrolet Corsa blanco, identificado por la Policía como César Nicolás Ramírez, de 37 años, quien fue apresado mientras estaba acompañado de su mujer y su hermana, y, al parecer, intentaba descartar las prendas de vestir que había utilizado el domingo.

La detención se produjo en la ciudad bonaerense de General Rodríguez, en donde tiene su cancha y su sede el club Alem, y la Policía también secuestró el automóvil Corsa blanco.

Según indicaron fuentes judiciales, los detenidos serán indagados mañana en sede de la Fiscalía.

En el marco del expediente, caratulado en principio como «homicidio agravado, lesiones graves agravadas y lesiones leves agravadas todo ello por el uso de arma; atentado y resistencia a la autoridad», se realizaron en las últimas horas siete allanamientos.

Anoche, se llevó adelante una marcha en pedido de justicia por el asesinato de Coronel, quien recibió un impacto de bala en el estómago y cuando subió a la ambulancia «estaba tan delicado que sufrió tres infartos», contó su madre, Elizabeth, en diálogo con los medios.

Y a su vez se quejó de que la Policía bonaerense «no hizo nada por salvarlo» cuando recibió el balazo solamente un chico le puso «su remera para frenar el sangrado».

En la marcha se vio una bandera blanca grande con la leyenda de «Justicia para Joaquín» en letras rojas y varias fotos del hincha asesinado en el partido.

A ello se le sumaron los tres días de duelo decretados ayer por parte del Municipio, en el que se invitó a plegarse también al Honorable Concejo Deliberante y al Consejo Escolar, así como al sector comercial e industrial del Partido de Luján.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *