Este martes se concretó la denominada «marcha blanca», entre Rufino y Justo Daract, que es la circulación con una formación por el recorrido que realizará normalmente el tren. Una multitud celebró el paso de la formación en diferentes puntos.

Volvió el tren de pasajeros a la provincia de San Luis después de 30 años de inactividad

VER VIDEO

El tren de pasajeros volvió a la provincia de San Luis luego de más de 30 años de inactividad y provocó a su paso muestras de alegría y emoción en cada pueblo por el que atravesó la denominada «marcha blanca» que se concretó con la participación de autoridades nacionales y provinciales.

A partir de las obras llevadas adelante por el Ministerio de Transporte y Trenes Argentinos, el servicio que llegaba hasta Rufino se extendió a las localidades de Laboulaye, Vicuña Mackena y General Levalle, en Córdoba, y a Justo Daract, ya en tierras puntanas.

Desde el 23 de marzo de 1973 que un tren de pasajeros no recorría este ramal del ferrocarril San Martín, que unía el puerto de Buenos Aires con la cordillera de Los Andes, con estaciones terminales en Mendoza y San Juan.

Foto Prensa Transporte
Foto: Prensa Transporte

Este martes se concretó la denominada «marcha blanca», entre Rufino y Justo Daract, que es la circulación con una formación por el recorrido que realizará normalmente el tren, para un evaluación definitiva de las condiciones de las vías y otros ajustes y detalles operativos, a los efectos de determinar el inicio de los servicios regulares, estimados para la tercera semana de este mes de julio.

Para concretar la ampliación del recorrido se realizaron obras en 130 kilómetros de vías de la línea San Martín, se adecuó el material rodante y se incorporó tecnología para garantizar la seguridad de todos los pasajeros.

Las tareas incluyeron trabajos de electricidad, iluminación, obras civiles, cartelería, movimiento de suelos en las estaciones, desmalezado y desmonte sobre la traza.

Foto Prensa Transporte
Foto: Prensa Transporte

Además, se realizó la adecuación del material rodante y el ingreso de personal de banderilleros para las localidades de Vedia y Alem, y dos auxiliares para Rufino y Justo Daract.

Cuando comenzó la gestión del Gobierno nacional, en diciembre del 2019, el recorrido del tren de pasajeros llegaba únicamente hasta Junín. En noviembre de 2021, el Ministerio de Transporte logró la extensión del trayecto hasta Rufino y este martes llegó hasta Justo Daract en San Luis, luego de casi 30 años.

El tren de pasajeros que cubrirá este recorrido contará con un servicio semanal, y con coches de categoría primera, pullman, camarote, y comedor.

Además, se detendrá en 18 estaciones intermedias partiendo desde Retiro, pasando por José C. Paz, Pilar, Mercedes P, Franklin, Rivas, Castilla, Rawson, Chacabuco, O´Higgins, Junín, Além, Vedia Alberdi, Iriarte, Rufino, Laboulaye, Gral. Levalle, Vicuña Mackenna, hasta finalizar, por ahora, en Justo Daract.

El recorrido completo del tren de larga distancia de la línea San Martín une ahora las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y San Luis, saliendo desde Retiro los viernes a las 20.35 y regresando desde Justo Daract los domingos a las 17.40, cubriendo 630 kilómetros.

La «marcha blanca» se inició en Rufino y al arribar a Laboulaye se realizó un breve acto con la participación del presidente de Trenes Argentinos, Martín Marinucci y del intendente de esa localidad cordobesa, César Elías Abdala.

Marinucci señaló que «cada uno de estos hechos, cada estación donde toca el tren, cada extensión de un servicio y cada día que vivimos esta experiencia, nos empuja a seguir yendo en el mismo camino que nos ha marcado el presidente Alberto Fernández, que es expandir el sistema ferroviario y garantizarle este derecho de transporte público a cada ciudadano y ciudadana del país».

«Hoy llegamos a Laboulaye, a Justo Daract, pero el desafío que nos hemos puesto, para fin de año, para principios del año que viene, es volver a unir a la provincia de Mendoza con San Luis, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires», aseveró el funcionario.

En tanto Abdala señaló que la ciudad de Laboulaye, ubicada a unos 500 kilómetros de la Capital Federal y cuya principal actividad agrícola es la soja, «nació con el tren», y recordó que «es la ciudad más grande al sur después de Río IV y ha sido una ciudad muy pujante, que se vio afectada en su crecimiento por la sacada del tren hace 30 años».

«No se entiende por qué fue sacado, anulado en el país el sistema ferroviario como se hizo en su momento hace 30 años», dijo a Télam Radio, y agregó que «las ciudades y los pueblos progresan en el mundo a orillas y gracias al ferrocarril. Por suerte, hoy día se está revirtiendo eso».

Una multitud se dio cita en la localidad cordobesa para recibir a la formación y la escena se repitió luego en Vicuña Mackena y General Levalle, donde miles de personas saludaron el paso del tren.

Foto Prensa Transporte
Foto: Prensa Transporte

Otro tanto ocurrió en el que, por ahora, es el final del recorrido, Justo Daract, donde miles de personas se agolparon sobre los andenes para recibir al convoy con banderas argentinas, aplausos y vítores, ante un hecho que consideraron histórico.

Tras la recepción, se concretó el acto formal de inicio del servicio, con la presencia, además de Marinucci, del Ministro de Transporte, Alexis Guerrera, el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá y el intendente de la localidad puntana, Eduardo Domínguez, entre otras autoridades locales, provinciales y nacionales.

«Que este día sea el símbolo y el comienzo del gran desafío que tenemos todos los argentinos. Este tren, que después de casi 30 años vuelve a Justo Daract, tiene que simbolizar el futuro de Argentina. El tren transportando nuestra producción a los puertos y a los argentinos de un lado a otro del país», sostuvo Guerrera.

El ministro agregó que «el tren nos recupera, nos revive y nos acerca, por eso tiene que ser una política de Estado que no se extingue con un gobierno. Somos nosotros, el pueblo argentino el que tiene que preservar el ferrocarril para el desarrollo de la patria. Este es un sueño que tenemos que cuidar entre todos».

«No tenemos que volver a permitir que ningún gobierno destruya lo que se pudo construir con tanto esfuerzo», enfatizó finalmente.

A su vez el gobernador Rodríguez Saá, señaló que «cuando va llegando el tren, los pueblos de cada una de las localidades salen a recibirlo con alegría y esperanza, dándole al tren un símbolo de soberanía. Cuánta emoción nos trae el tren, en la vinculación con la familia, la salud y en lo económico. Hoy vemos una clara señal de que vamos a construir lo que otros destruyeron».

«Quiero agradecer al Gobierno nacional por todo lo que hicieron para que esto sea realidad», concluyó el gobernador puntano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *