Mediante abucheos, el recinto de la Legislatura porteña repudió a la coalición comandada por el libertario luego de que una de sus integrantes afirme que «se habla de una sola parte de la historia», en un intento de justificación del accionar militar durante el golpe.

Telam SE

Los bloques del Frente de Todos, Vamos Juntos y UCR-Evolución condenaron este jueves el terrorismo de Estado de la última dictadura, durante una sesión especial de la Legislatura porteña convocada por el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y Justicia, y rechazaron los intentos de La Libertad Avanza -el espacio que encabeza Javier Milei- que pidió «contar la historia completa» y abonó la denominada teoría de los «dos demonios».

Por su parte, el Frente Izquierda se ausentó del recinto por considerar que «la lucha está en las calles».

Al finalizar la sesión, se votó una declaración que conmemora el 46° aniversario del último golpe de Estado cívico-militar, rinde homenaje a los 30 mil detenidos desaparecidos y reafirma el compromiso con la «localización de las víctimas del plan sistemático de apropiación de menores» y «la defensa irrestricta de los Derechos Humanos».

El texto fue una iniciativa de la legisladora del Frente de Todos Victoria Montenegro -nieta recuperada por las Abuelas de Plaza de Mayo-, que fue consensuada con legisladores de Vamos Juntos y UCR-Evolución, que presentaron declaraciones similares.

Votaron en contra de ese proyecto los bloques de La Libertad Avanza y de Republicanos Unidos, que integran los diputados Roberto García Moritán y Marina Kienast, cuyo referente es el diputado nacional Ricardo López Murphy.

«Sólo por el compromiso con nuestro electorado, votaremos en contra», dijo García Moritán.

En el transcurso de la sesión especial, el primero en tomar la palabra fue Claudio Morresi, del Frente de Todos (FdT), quien dijo que hoy es un «día histórico para la mayoría de nuestro pueblo», en el que es importante «recordar las acciones que realizadas en estos 46 años de democracia, en los que hay nombres propios, como Raúl Alfonsín y Néstor Kirchner, y también organismos de Derechos Humanos reconocidos en el mundo».

Luego, Gustavo Mola, de UCR-Evolución, llamó a «afianzar la verdad, la continuidad de los juicios y el proceso democrático que inició el 10 de diciembre de 1983», cuando asumió la presidencia Alfonsín.

Mola destacó dos hechos de esos primeros años de democracia: el informe de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas y el Juicio a las Juntas Militares.

A su turno, y con una postura diferente, la legisladora Rebeca Fleitas, del bloque La Libertad Avanza (LA), afirmó que «se habla de una sola parte de la historia y se niega a múltiples sectores la posibilidad de exigir justicia».

«Así –continuó- la memoria se vuelve selectiva y a quienes recordamos a las víctimas del terrorismo guerrillero nos tildan de negacionistas y fachos».

Las palabras de Fleitas generaron reacciones en el recinto, como abucheos y expresiones de indignación- por lo que Emmanuel Ferrario, vicepresidente primero de la Legislatura y encargado de dirigir la sesión, debió pedir silencio en varias oportunidades.

https://platform.twitter.com/embed/Tweet.html?creatorScreenName=agenciatelam&dnt=false&embedId=twitter-widget-0&features=eyJ0ZndfZXhwZXJpbWVudHNfY29va2llX2V4cGlyYXRpb24iOnsiYnVja2V0IjoxMjA5NjAwLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X2hvcml6b25fdHdlZXRfZW1iZWRfOTU1NSI6eyJidWNrZXQiOiJodGUiLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X3NrZWxldG9uX2xvYWRpbmdfMTMzOTgiOnsiYnVja2V0IjoiY3RhIiwidmVyc2lvbiI6bnVsbH0sInRmd19zcGFjZV9jYXJkIjp7ImJ1Y2tldCI6Im9mZiIsInZlcnNpb24iOm51bGx9fQ%3D%3D&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1507000988489576453&lang=es&origin=https%3A%2F%2Fwww.telam.com.ar%2Fnotas%2F202203%2F587407-libertad-avanza-teoria-de-los-dos-demonios.html&sessionId=4c9c1eddefab5ae0db981e7df456298605dc5ff9&siteScreenName=agenciatelam&theme=light&widgetsVersion=2582c61%3A1645036219416&width=550px
Por su parte, Ramiro Marra -jefe del bloque de La Libertad Avanza– expresó por su parte que «avanzar no significa olvidar» y, aunque repudió los «excesos cometidos por las Fuerzas Armadas», dijo que «deben condenarse con el mismo rigor a los integrantes de los grupos subversivos».

A su turno, Facundo Del Gaiso, del bloque oficialista Vamos Juntos dijo que era «difícil continuar después de algunas cosas que se han escuchado», y añadió que «hace 46 años el Estado instauraba el terror» y una «maquinaria para implementar un modelo económico que todavía estamos padeciendo».

Luego llegó el turno de la diputada Victoria Montenegro, una nieta recuperada por las Abuelas de Plaza de Mayo: «La dictadura cívico militar desapareció a 30.000 militantes políticos que soñaban con una patria más justa, este 24 de marzo seguimos fortaleciendo ese sueño, el de cambiar un modelo económico que quiere a los pueblos de rodillas», afirmó.

Victoria Montenegro en la Legislatura Foto Gustavo Amarelle
Victoria Montenegro en la Legislatura. Foto: Gustavo Amarelle

Luego, hizo referencia a su historia, al recordar que tenía 13 días de vida cuando entraron a su casa y la secuestraron junto a sus padres: «25 años fui hija apropiada del jefe de ese operativo, hasta que llegaron las abuelas y llegó la verdad», añadió.

Después, respondiendo los discursos de los libertarios, sostuvo que «no hubo dos demonios, hubo un Estado terrorista que desapareció 30.000 personas».

Y continuó: «Es cierto, la memoria no está completa, faltan cientos de nietos y nos faltan los restos de muchos de nuestros padres y seres queridos».

El último diputado en tomar la palabra fue Diego García Vilas, de Vamos Juntos, quien manifestó su «rechazo a la teoría de los dos demonios» y llamó a «construir siempre memoria, verdad y justicia, ya que algunas discusiones vuelven».

García Vilas también hizo referencia a su historia personal y familiar, al contar que su padre, quien hoy tiene 76 años, es sobreviviente de los centros clandestinos de detención el Vesubio y el Pozo de Quilmes.

Telam SE

«Hay personas desaparecidas que todavía estamos buscando, es una herida abierta», expresó Vilas, y contó que recientemente, en febrero de este año, pudo determinarse que una mujer que estuvo secuestrada junto a su padre estaba embarazada de seis meses y aún no se sabe qué ocurrió con ese bebé.

Al finalizar la sesión los legisladores votaron una declaración que conmemora el 46° aniversario del último golpe de Estado cívico-militar, y rinde homenaje a los 30.000 detenidos desaparecidos y reafirma el compromiso con la «localización de las víctimas del plan sistemático de apropiación de menores» y «la defensa irrestricta de los Derechos Humanos».

El texto fue una iniciativa de Montenegro consensuada con legisladores de Vamos Juntos y UCR-Evolución que presentaron declaraciones similares.

Votaron en contra de ese proyecto los bloques de La Libertad Avanza y de Republicanos Unidos, siendo este último una bancada de dos diputados: Roberto García Moritán y Marina Kienast, cuyo referente el diputado nacional es Ricardo López Murphy.

«Sólo por el compromiso con nuestro electorado, votaremos en contra», dijo Moritán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *