Momentos antes de estas declaraciones, la titular de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora había subido hasta el piso 10 para saludar personalmente a Higui antes de que comience la segunda audiencia del juicio. «Estoy conmocionada y pido que la suelten», aseguró.

Cortias Estoy conmocionada y pido que la suelten Quiero que sea absuelta ya sin perder ms tiempo Foto Florencia Downes
Cortiñas: «Estoy conmocionada y pido que la suelten. Quiero que sea absuelta ya, sin perder más tiempo» (Foto Florencia Downes)

La segunda jornada del juicio a Eva «Higui» De Jesús estuvo teñida por el optimismo que significó para las personas movilizadas desde este martes en reclamo de su absolución, la presencia en el lugar de Nora Cortiñas y su afirmación de que ella «hubiera hecho lo mismo» que esta futbolista que se defendió del ataque de dos hombres provocándole la muerte a uno de ellos.

«Estoy conmocionada y pido que la suelten. Quiero que sea absuelta ya, sin perder más tiempo. Yo creo que no hay otra cosa (por hacer)», dijo la titular de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora en la radio abierta que funciona frente a los Tribunales de San Martín en paralelo a las audiencias, y como parte de la manifestación organizada por la Comisión por la Absolución de Higui.

https://platform.twitter.com/embed/Tweet.html?creatorScreenName=agenciatelam&dnt=false&embedId=twitter-widget-0&features=eyJ0ZndfZXhwZXJpbWVudHNfY29va2llX2V4cGlyYXRpb24iOnsiYnVja2V0IjoxMjA5NjAwLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X2hvcml6b25fdHdlZXRfZW1iZWRfOTU1NSI6eyJidWNrZXQiOiJodGUiLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X3NrZWxldG9uX2xvYWRpbmdfMTMzOTgiOnsiYnVja2V0IjoiY3RhIiwidmVyc2lvbiI6bnVsbH0sInRmd19zcGFjZV9jYXJkIjp7ImJ1Y2tldCI6Im9mZiIsInZlcnNpb24iOm51bGx9fQ%3D%3D&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1504186993345024009&lang=es&origin=https%3A%2F%2Fwww.telam.com.ar%2Fnotas%2F202203%2F586602-nora-cortinas-higui-juicio.html&sessionId=68e58c9fb8f7b32fd3444324d9cab41d26b62abf&siteScreenName=agenciatelam&theme=light&widgetsVersion=2582c61%3A1645036219416&width=550px
«Yo hubiera hecho lo mismo y ustedes hubieran hecho lo mismo. Higui no quiso matar a nadie», dijo frente a un nutrido grupo de manifestantes pertenecientes a organizaciones LGBT+, de los feminismos populares y las disidencias que mantienen cortado el tránsito en Balbín al 1700.

Momentos antes, Cortiñas había subido hasta el piso 10 para saludar personalmente a Higui antes de que comience la segunda audiencia.

«Pensemos que el día 22 (de marzo) vamos a tener lo que tiene que ser, que es la absolución. Gracias y seguimos juntas», agregó.

Segunda audiencia del juicio

En la segunda audiencia del debate oral cerrado a la prensa, terminaron de declarar los testigos de la fiscal Liliana Tricarico, entre los que estuvieron el hombre que Higui identificó como la otra persona que la atacó pero que nunca fue investigada como tal y tres testigos de los denominados «técnicos», es decir, que no estuvieron en el lugar de los hechos sino que actuaron a posteriori como peritos judiciales.

«Es interesante porque hoy hubo una psicóloga que la atendió en un primer momento a Higui y a quien ella le había manifestado cómo fueron los hechos, y que dijo que lo relatado era veraz porque todo lo que ella expresaba (con su corporalidad) le daba un apoyo a lo que estaba diciendo. Eso estuvo muy bien porque era testigo de la Fiscalía», dijo a Télam la abogada defensora de Higui, Gabriela Conder.

Por otro lado, una perito forense ofreció detalles de cómo se produjo la única puñalada, que desmienten lo asegurado a la prensa por la familia de Cristian Espósito -el hombre fallecido-: la hoja ingresó de frente en el tórax y no por la espalda, como este martes describió la madre de la víctima sugiriendo un ataque a traición, según indicaron fuentes judiciales.

«Los integrantes de la familia Recalde (familiares políticos de Cristian que estaban con él antes de encontrarse con Higui) declararon sobre el hecho lo mismo que ya estaba en la causa, con algunas contradicciones», dijo Conder.

«Ahora vienen los testigos de la defensa y con ellos va a aparecer la Higui que conocemos todos, porque toda la familia Recalde dijo que ella era agresiva, que era violenta y nuestros testigos van a decir cómo es Higui en realidad», agregó sobre el testimonio que se aprestaban a dar familiares y amigos de la acusada.

Con dos años de retraso en relación a la primera fecha fijada para el proceso, Higui llegó a juicio acusada de «homicidio simple» por defenderse de una violación grupal correctiva y el encargado de decidir sobre el caso es el TOC Nº7 de San Martín, integrado por los jueces Gustavo Varvello, Germán Saint Martin y Julián Descalzo.

«Ahí adentro no sé cómo estoy aguantando, pero salgo afuera y ustedes me dan confianza. Pero es jodido porque (los agresores) son todos buenos hoy, pero si hubiera sido yo la muerta, no hubiese pasado nada de lo que está pasando, se hubiera tomado como algo normal», dijo ayer Higui en la radio abierta.

Por qué se juzga a Higui

Los acontecimientos por los que se la juzga tuvieron lugar el 16 de octubre de 2016 en Lomas de Mariló, un barrio vulnerable de Bella Vista donde había ido visitar a su hermana por el Día de la Madre.

Y a pesar de que ella denunció un intento de violación grupal y de que fue encontrada desvanecida en el lugar de los hechos, con traumatismos en diferentes partes del cuerpo, el pantalón y la ropa interior rotos, el hecho nunca se investigó como tal.

Detenida de inmediato, ella no se enteraría hasta el otro día que el puntazo que le había asestado en el tórax al hombre que se le tiró encima, le había ocasionado la muerte.

Tras ocho meses presa, la Cámara de Apelaciones de San Martín le concedió la excarcelación extraordinaria gracias a una fuerte movilización para exigir su libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *