FMI: el Gobierno elabora un plan económico y una nueva misión viajará a mediados de noviembre

Así lo indicó el director del Departamento Hemisferio Occidental del organismo, Alejandro Werner, y ratificó que la nueva misión de la entidad arribará al país a mediados de noviembre próximo.

El director del Departamento Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner, manifestó que la Argentina se encuentra en plena elaboración de un plan económico integral y ratificó que la nueva misión del organismo arribará al país a mediados de noviembre próximo.

«El Gobierno (argentino) está en proceso de formulación de un plan integral que pueda ser apoyado por un programa financiero internacional y ese es el punto en el proceso en el que estamos», dijo Werner, durante una rueda de prensa en la que trazó un panorama de la situación económica de la región.

«Y para nosotros, eventualmente, una vez que evaluemos que ese programa tendrá una probabilidad significativa de éxito, lo apoyaremos con el financiamiento que viene con un programa del FMI. Entonces, estamos en ese proceso», agregó el directivo.

En ese marco, Werner también confirmó que a mediados de noviembre arribará al país una nueva misión del FMI, para comenzar a negociar el nuevo programa con el organismo.

En horas de la tarde, a través de un comunicado de prensa, los miembros del Grupo Ad Hoc de Tenedores de Bonos de la Bolsa Argentina y del Comité de Acreedores de Argentina dijeron que ellos ya brindaron una «oportunidad histórica a Argentina para comenzar de nuevo» al avalar el proceso de reestructuración de deuda y que ahora «le toca a Argentina y al FMI jugar lo suyo».

«Argentina insistió en negociar la reestructuración de su deuda comercial antes de elaborar un plan económico detallado y negociar un nuevo programa del FMI. Los tenedores de bonos preguntaron muchas veces durante las discusiones de reestructuración sobre la especificidad de un programa económico y expresaron su preocupación por lo que sucedería el día después del cierre de la bolsa», reseñaron los acreedores, que ahora piden un pronto avance en las negociaciones con el organismo.

En tanto, Werner precisó que el equipo del organismo «está trabajando con las autoridades de Alberto Fernández muy de cerca, con el fin de apoyar el diseño que hagan autoridades argentinas de un programa congruente con el sustento financiero que un programa del FMI puede llevar».

Este programa «tiene que encontrar el balance apropiado de seguir apoyando familias durante la pandemia y la recuperación de la economía argentina en los próximos meses, pero al mismo tiempo también tiene que establecer muy claramente las bases para regresar la estabilidad macroeconómica de la economía argentina, y ese es el trabajo que las autoridades están haciendo», continuó.

«Si este programa es conducente a la estabilidad macro y al crecimiento sostenido de la economía argentina, será apoyado con un programa financiero del fondo y obviamente cuando hacemos estos programas se hacen con el convencimiento de que la probabilidad de éxito es elevado», subrayó.

Al ser consultado sobre el programa que el organismo acordó con la administración del entonces presidente Mauricio Macri, Werner dijo que «el fracaso del pasado no tiene porqué ser determinante de los resultados futuros de los programas del Fondo».

No obstante, recalcó que «obviamente va a ser muy importante generar un consenso amplio en la sociedad de la necesidad de estas medidas, es el trabajo que las autoridades están realizando para que este programa no sea sólo técnicamente sólido sino que tenga un apoyo amplio en su implementación».

Para Werner, el Gobierno ya comenzó a avanzar con ese plan integral, ya que «hubo medidas importantes y hubo avances importantes que se han llevado a cabo, y dado los eventos recientes en mercados financieros a veces nos olvidamos de ellos, pero claramente la reestructuración de deuda privada es un hito importante que se completó y es una parte importante del programa económico y viabilidad futura a la finanzas publicas».

Werner reconoció, además, que la Argentina se vio afectada de manera severa por pandemia de coronavirus, debido a que se encontró «con muchas menos herramientas para contrarrestar los efectos económicos y sociales y por lo tanto el diseño de medidas de políticas para minimizar sus impactos fue un reto importante».

También anticipó que «el Gobierno está en proceso de anunciar medidas adicionales que, eventualmente, formen un programa de mediano plazo, congruente, consistente y que alcance el equilibrio de ayudar a los más necesitados, a la recuperación y al mismo tiempo, que ayude a sentar las bases para la sustentabilidad macroeconómica de mediano plazo y un proceso de crecimiento inclusivo guiado por una dinámica de la inversión privada».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

x